Gondar

Fasil Ghebbi o Recinto Real (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979). Esta área cerrada de 70.000 m2 contiene seis castillos, edificios auxiliares, túneles y pasillos, todo del s. XVII, y realmente sorprende mucho encontrar estos castillos aquí. No en vano Gondar también es conocida como la Camelot de África. El sitio es fantástico y es muy agradable de visitar. De todos los castillos el mejor y más bien conservado es el castillo de Fasilidas, aunque ahora está cerrado al público por obras en su interior (parece que quieren hacer un museo). La planta baja del castillo deMentewab es ahora una biblioteca pública adónde vienen niños y niñas a leer. La visita a este recinto se puede hacer perfectamente en dos o tres horas y la entrada cuesta 50 Birr. Esta entrada sólo sirve para una sola vez (en alguna guía dice que es válida para todo el día), aunque también es válida para la visita a la piscina de Fasilidas en el mismo día. El recinto está en la zona central de Gondar y su entrada principal está situada en el lado oeste.

Piscina de Fasilidas. Esta construcción, atribuida al emperador Fasilidas, seguramente siempre ha tenido una función ceremonial religiosa. Consta de una gran piscina rectangular y un pequeño edificio anexo de dos pisos, rodeados por un muro que cierra el recinto. El lugar es muy tranquilo y especialmente bonito por la frondosa vegetación que lo hace muy sombrío. Además sobre el muro han arraigado algunos árboles de tal forma que recuerdan algún templo de Angkor (Camboya). Visita muy recomendable. Para entrar aquí vale la misma entrada del Fasil Ghebbi, pero debe realizarse el mismo día. No se puede comprar una entrada separada sólo para la piscina ni es posible comprarla en el mismo lugar. También puede pasar que llegando hasta aquí en horario de visita no esté el responsable de abrir la puerta de entrada. Si tras buscarlo y dar la voz de aviso no aparece podéis optar por abrir vosotros mismos la puerta, ya que sólo hay un cerrojo sin candado. Este lugar se encuentra a 2 km al oeste de la Piazza, junto a la carretera a Bahir Dar y viene casi de paso para ir a Kuskuam.

Debre Birhan Selassie. Esta iglesia se encuentra a 1′5 km al este de la Piazza y es la única construida durante el imperio gondarino, a finales del s. XVII, que sobrevivió entera a la destrucción generalizada de los derviches sudaneses. Su principal interés no es tanto el edificio en sí sino las magníficas pinturas que hay en su interior, tanto en las paredes como el techo. Especialmente este último, decorado con pinturas de 80 caras de querubines mirando en todas las direcciones, es seguramente una de las estampas más típicas de Etiopía y más reproducida en postales y recuerdos. La entrada a la iglesia cuesta 15 Birr y es de visita obligada si visitamos Gondar. Además el joven monje que abre las puertas de la iglesia es muy amable y simpático. Aparte, como curiosidad, diremos que el aspecto exterior de la iglesia, de piedra, recuerda al de las iglesias del Pirineo.

Centro de Gondar. Aparte de las visitas imprescindibles ya mencionadas también recomendamos pasear por las calles de la zona central de Gondar. En la misma calle de la oficina de Turismo se puede ver por fuera el palacio Ras Mikael Suhal (no es visitable). También se puede pasear por la calle que va al mercado y la estación de autobuses o ir en dirección al Fogera Hotel. En algunas calles del centro, viendo circular los garis (carros tirados por un caballo que transportan pasajeros o mercancía) y a muchos etíopes vestidos con sus ropas tradicionales, y además con los castillos de fondo, uno se siente como si estuviera en la Edad media.

Kuskuam. Se trata de otro recinto real, lugar de retiro para la emperatriz Mentewab, en lo alto de un pequeño cerro con una magnífica vista sobre Gondar y el Fasil Ghebbi. Actualmente Kuskuam está casi en ruínas y muy descuidado (la vegetación cubre buena parte del recinto). Aún así es una excursión muy recomendable por el lugar en sí y por el entorno de absoluta tranquilidad. Dentro del recinto se encuentran los restos del palacio principal y algunos edificios anexos, dónde todavía se pueden apreciar algunos detalles como figuras de animales y cruces en las paredes de la enorme sala de banquetes. También encierra la iglesia de Kuskuam Maryam, reconstruida durante la ocupación italiana, dónde se guardan los huesos de Mentewab.

Comparte esta página:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

    Síguenos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR