Desierto del Danakil

viaje_etiopia_danakil

El desierto de Danakil, situado dentro de la depresión de Afar, en Etiopía, es uno de los puntos más calientes del planeta con temperaturas diurnas que superan los 40 grados centígrados. Pero ésto no es todo.

La zona, situada a unos 60 metros por debajo del nivel del mar, está salpicada de un paisaje casi inverosímil: la región del volcán Dallol posee numerosos manantiales ardientes de colores en una gama inimaginable, que va de los anaranjados, al verde, blanco o amarillo, a causa del azufre y otros minerales.

Las increíbles formaciones de sulfuro, sal y azufre que brotan de las entrañas de la tierra , generan un panorama que podríamos imaginar con más facilidad en otro planeta. Pequeños piletones de agua verde, hornitos que brotan de la tierra, y una atmósfera que recrea una versión africana del infierno. El desierto de Danakil está situado al norte de la región oriental de Etiopía y al sur de Eritrea. Es de hecho una de las regiones más inhóspitas del planeta: una gigantesca llanura salpicada de mares de sal y algunos volcanos activos. Las altas temperaturas combinadas con el escaso régimen de lluvias generan una superficie capaz de competir con los desiertos más extremos. Algunos puntos de la árida región pueden situarse hasta 150 metros por debajo del nivel del mar.

Llegar al desierto de Danakil no es tarea fácil. Partiendo desde el norte de Etiopía, hay que atravesar zonas deshabitadas, ríos secos, paisajes montañosos y escasa vegetación. Pero además, la región es sumamente riesgosa debido al accionar de grupos armados separatistas, por lo que las excursiones para arriesgados, se realizan custodiados por guías armados. Adentrarse en la depresión del desierto de Danakil, implica acceder a una zona no exenta de riesgos de todo tipo.

La depresión, está habitada desde siempre por la etnia Afar, cuya principal actividad es la minería de sal. De hecho, las gigantescas caravanas de sal que cada día cruzan el desierto, son un espectáculo en si mismo.

Muchos aseguran que lo mejor es conocer la zona del desierto de Danakil por fotos, sobre todo por el accionar de comandos separatistas. Sin embargo no son pocos los que se atreven a adentrarse en una región capaz de sorprendernos con paisajes que quedarán grabados en nuestra retina. Las amenazas que asolan la región no son sólo humanas: la depresión, algún día lejano podría quedar sumergida por las aguas del vecino Mar Rojo, sobre todo si consideramos que existen más de 30 volcanes activos , y es una de las áreas tectónicas más activas de la Tierra.

Si estuviera en Estados Unidos, la depresión del Danakil figuraría entre una de las siete maravillas del mundo. Se exigiría pagar un buen puñado de dólares para poder entrar o solo se permitiría sobrevolar la zona para evitar que la presencia humana destrozase las singulares formaciones de sal que entran en conflicto con el inmaculado salar. Pero esta espectacular y atípica franja de tierra, se encuentra en el Cuerno de África.

Catalogada como una de las zonas más inhóspitas del planeta, con temperaturas diurnas que superan ampliamente los 40 grados centígrados, está ubicada en el noreste de Etiopía, entre el Mar Rojo y el Nilo Azul, aunque su extensión se adentra en Etiopía, desdibujando la frontera con la enemiga declarada de Addis Abeba.

Para llegar allí desde las montañas del Tigray, en el norte de Etiopía, hay que pasar por cuencas de ríos secos y una zona montañosa poco habitada, que por momentos recuerda al Gran Cañón del Colorado. En otros, remite a un paisaje extraterrestre, con montañas negras de formación volcánica y una escasa vegetación, que se reduce a algunas hierbas que, vistas a lo lejos, pareciera que siguen el curso de un río inexistente.

Ese cambiante paisaje desemboca en una extensa planicie, sin límites en el horizonte, que arranca con la blancura deslumbrante del salar. La impresión hace enarcar las cejas y el calor ralentiza los movimientos. Si sopla, el viento es una lengua de fuego. De repente se comprende la pausada cadencia con la que se mueven decenas de camellos que marchan en fila india.

El único indicio visible de vida en kilómetros y kilómetros a la redonda son estos animales que portan en sus gibas bloques de sal a la caída del sol.

La extracción de esta preciada y sabrosa sal apenas se ha alterado desde tiempos inmemoriables, y ver a los hombres junto a sus camellos es como dar un enorme salto en el tiempo. Los instrumentos son tan rudimentarios como lo pueden ser un bastón y un machete. De ellos se sirven para cortar los bloques que al atardecer colocarán en los camellos para que antes de que se ponga el sol se vuelva a emprender el camino de regreso a un lugar donde una simple sombra es un artículo de lujo.

La forma de vida allí permanece inmutable desde hace siglos: un pellejo de cabra para portar agua y unos dátiles siguen siendo el alimento básico de los trabajadores del salar.

La Depresión Dallol ( Danakil)

Dallol es la extensión más septentrional del [Gran] Valle del Rift. Está ba jo el nivel del mar y actúa como una caldera, atrapando todo el calor.

Dallol es un campo de cráteres freáticos en la inhóspita llanura salina al noreste de la región de la sierra de Erta Ale, en una de las zonas más desoladas (y calurosas) de la depresión de Danakil.

Los cráteres de Dallol son los conductos de magma subaereos más ba jos del mundo. El cráter más reciente de estos, Dallol, se formó durante una erupción en 1926. En la zona de Dallol se pueden encontrar coloridos manantiales de azufre caliente así como depósitos fumarólicos.

Se trata de un desierto con zonas por deba jo de los 116 metros (328 pies) ba jo el nivel del mar.

Este hecho lo hace especial en cuanto a que es uno de los lugares más ba jos de la tierra no cubiertos por agua. Se pueden ver campos sulfúricos amarillos entre salinas blancas resplandecientes. Hay además varios volcanes activos.

El volcán activo Monte Erta Ale, (en cuyo cráter yace el único volcán terrestre ba jo el nivel del mar y el único lago de lava permanente del mundo), tiene paisajes de colores vividos, depósitos minerales increíbles, lagos sulfúricos, manantiales de azufre burbujeante, así como otras curiosidades fascinantes dignas de ver.

¿Entonces, cuanto calor hace en la Depresión Dallol?

Si hablamos de temperaturas, los lugares más cálidos del planeta son la Depresión Dallol en Etiopía y el Valle de la Muerte en California.

Las temperaturas al sol pueden ascender a los 145 ° Fahrenheit, (63° centígrados) y las temperaturas superan los 93° Fahrenheit (34° centígrados) todos los días del año. En verano no hay un sólo día en que las temperaturas desciendan de los 104° Fahrenheit (40° centígrados). Dallol tiene el record de la temperatura anual más alta registrada.

El pueblo Afar

Esta tierra inhóspita ha servido de hogar al pueblo Afar (Danakil) durante al menos dos mil años. Los hombres Afar eran bien conocidos por su ferocidad y su xenofobia hasta 1930. Hasta este año, ¡era costumbre el cortarles los testículos a los intrusos varones! Tradicionalmente, los Afar eran pastores nómadas, y, junto a los Tigreanos, siguen trabajando las barras de sal del lago situado en la Depresión de Dallol, y llevándolas con caravanas de camellos hacia Tigray, por antiguos senderos.

Este viaje de aventuras no está pensado ni para pusilánimes ni para aquellos que necesiten de cualquier tipo de lu jo. El clima inexorable puede poner de los nervios a cualquiera que no esté preparado. Es un viaje exigente a una zona con muy poca infraestructura. De hecho, Dallol es uno de los destinos menos accesibles del planeta. Muchas zonas están en mal estado y tienen los accesos cortados y la única manera de acceder es gracias a las caravanas de camellos.

A pesar de las duras condiciones, la Depresión Dallol es un lugar extraordinario para visitar, con unos paisajes espléndidos y una experiencia fantástica para el viajero aventurero.

Además, de que sólo existe en Etiopía.

VIAJES A ETIOPÍA RELACIONADOS:

Viaje a Etiopía Danakil

Comparte esta página:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

    Síguenos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR