Konsos de Etiopía

Localización: En el sur del Lago , en la ribera del río Sagan . Su capital es la ciudad de Konso, también conocida como Bakuele.

Idioma: La lengua Komso es un idioma afro-asiático, cuchita.

Pueblos vecinos: Oromo , Borana , Gawada

Historia: No se conoce su origen ni la época de su llegada a la región. Sin embargo, sus tradiciones familiares y culturales parece indicar que el pueblo Konso sería el resultado de continuadas mezclas de gentes procedentes de los pueblos cuchitas vecinos.

Economía: Las laderas que cultivan han sido aprovechadas creando terrazas en las que, hombres y mujeres, cultivan sobre todo girasol, árboles frutales, sorgo, algodón y maíz. Su tradicional dedicación a la apicultura produce una miel de acacia apreciada internacionalmente, siendo Europa uno de sus principales consumidores. Cada familia suele criar algo de ganado

Los Konso son además artesanos muy reconocidos por los pueblos vecinos: carpinteros imaginativos, herreros, tejedores (los calicós que utilizan los Borana suelen ser fabricados por los Konso), alfareros y hábiles en los trabajos en piedra. Una parte importante de su producción artesanal se destina al comercio con los pueblos ganaderos de la región con quienes intercambias estos trabajos por carne, sal, leche y pieles.

Sociedad: No parece que su historia esté marcada por ataques desde otros pueblos vecinos y, sin embargo, han desarrollado un estilo de construcción de sus aldeas caracterizadas por levantarse en lo alto de las colinas y haberse dotado de fortificaciones defensivas de 3 ó 4 metros de altura, teniendo los campos de cultivo en torno a dichas fortificaciones. Una vez traspasada la verja que suele constitur la única entrada a las aldeas, uno se encuentra con un laberinto de callejas donde cada vivienda suele mantener su pequeño jardín de flores protegido por altas vallas. Una aldea media puede tener una población cercana a los 2500 habitantes.

Su estructura social se basa en la pertenencia a uno de los nueve clanes, gada, en que se encuadra la sociedad Komso. Estos gada son exógamos, es decir que los matrimonios se realizan entre personas de clanes diferentes clanes, y las relaciones de parentesco y herencia siguen un modelo patrilineal. Cada gada cuenta con una autoridad religiosa que recibe el título de pokwalla,

El pueblo Konso no ha contado nunca con estructura estatal alguna ni con ningún tipo de autoridades jerarquizadas. Cada aldea se administra autónomamente, siendo la autoridad principal el Consejo de Ancianos. Las aldeas no suelen estar muy alejadas unas de otras y mantienen muchas relaciones sociales y económicas entre ellas, siendo los mercados los lugares principales donde se mantienen estas relaciones.

Los varones de la sociedad Konso mantienen un complejo sistema de “grupos de edad”. A partir de la adolescencia, los jóvenes entran a formar parte de un “grupo de edad” que tiene la finalidad de irles preparando para la vida adulta. Esos “grupos de edad” más adelante pasarán a formar parte de clases sociales diferentes (guerreros, agricultores, …), hasta que finalmente, el “grupo de edad” llegara en la edad madura, a formar parte de la clase superior en la sociedad Konso: los ancianos.

Cuando los adolescentes inician su aprendizaje en un “grupo de edad”, durante la noche abandonan su casa familiar para convivir con sus compañeros del mismo “grupo de edad” en una especie de cenador abierto a los cuatro vientos que se levanta en el centro de la aldea. Cada paso a un “grupo de edad” superior o al matrimonio va acompañado de rituales y ceremonias donde la fiesta es importante; fiestas en las que los bailes, los cantos y la música cuentan con una gran participación de toda la comunidad. Los cantos y bailes son acompañados siempre por músicos que tocan el krar (especie de lira muy generalizada en muchos lugares de Etiopía), la dita (guitarra de cinco cuerdas), la flauta de pan y tambores.

Religión: Los Pokwalla o autoridades religiosas tienen como función principal , la de servir de intermediarios entre las personas o la comunidad con las fuerzas divinas personificadas en Waq, el dios del cielo, a fin de interceder para conseguir la paz y la prosperidad para el clan.

Los rituales asociados al culto de los difuntos tienen un papel fundamental en la comunidad Konso, promoviendo la pertenencia al grupo y la solidadridad entre sus miembros. La manifestación más visible del culto a los antepasados son los Waga, grupos de estatuillas de madera , de 1 metro de altura, que se levantan en recuerdo de difuntos que tuvieron alguna relevancia social, sobre sus tumbas, en los bordes de los caminos o en los campos que cultivó el difunto. El grupo de Waga suele estar formado por la estatua representando al difunto, ocupando el centro del grupo, y rodeado por su esposa, hijos, su enemigo con sus atributos viriles amputados, o algún animal salvaje, como un león, un leopardo o un cocodrilo, si el difunto se distinguió como cazador.

Comparte esta página:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

    Síguenos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR